Battlestar Galactica (2003)

Ahora que ha terminado Galactica en su temporada 4.5 (y que esta a puntito de empezar el spin-off / precuela “Caprica”, que promete pero que me parece que bajará el listón) tengo ganas de decirlo: ES BRUTAL.

Creo que estoy viendola por 4 o 5 vez (gracias por los DVDs, Carlos).

La serie, el mejor drama político (no de ciencia ficción, en general) según el Washintown Post. Ahí es nada. La primera serie de TV invitada a la serie de la ONU para unas jornadas abiertas con funcionarios de la ONU y estudiantes, para hablar sobre Derechos Humanos, torturas, niños terrorismo, …

Aquí, por cierto esta desde la página de la ONU, en perfectisimo inglés http://webcast.un.org/ramgen/ondemand/specialevents/2009/se090317pm.rm

Cuando yo tenía unos 4 o 5 años, ponía en la tele una serie de naves espaciales, en la que la humanidad protagonizaba un éxodo desesperado huyendo de los cylon (máquinas creadas por los humanos). Vista ahora, la serie era muy setentera, tanto en look como en historias, pero tenía algo mágico, que siempre viene representado por el tema principal, en tono optimista.

Esa era la serie que cogió Ronald Moore (viejo conocido de la fauna trekkie) y empezo transformando a personajes principales. Hombres en mujeres … y cosas peores.

El caso es que realmente creo que deben más a Blade Runner que a Galactica, ya que ahora los cylons tienen la capacidad de parecer humanos y James Olmos en alguna entrevista de los extras cita a la mítica película de Riddley Scott como “el universo en el que les dije que quería participar. Si aparece un alienígena con cuatro ojos, me desmayo y poneis después que Adama murió” (no es literal, pero se parece). Blade Runner y Galactica exploran, sin las convenciones de final feliz y con todas las complejidades de personajes bien definidos, ni blancos ni negros, si no con ricos matices  de gris, si el ser humano es digno o es una creación fallida. ¿Que debemos estar dispuestos a hacer para sobrevivir? ¿No hay límites?

Lo bueno de la ciencia ficción es poder traer a nuestras mentes temas complejos sin que nos lo esperemos, desde otra óptica alejada de las situaciones actuales, como en la tercera temporada y su enfoque sobre el terrorismo y la resistencia.

En definitiva, una serie. Tal vez, la serie. Tal vez pretenciosa. Puede ser, pero creo que una buena serie debe llegar a algo más que sólo entretenerte.

Y ojo, entretiene, pero no es fácil de ver, martilleará tus neuronas después de verla.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: