Reportaje 78

Hoy volvemos a la carga con … ¡¡tachán, tachán!! Si, más Leyendas de Camelot. El juego la verdad es que es muy entretenido.

El balance es que jugamos cada partida en 30 – 40 minutos. Cada vez vas conociendo más detalles del juego y avanzas más rápido. La gracia a veces esta en arrebatar Excalibur o el trono al Alto Rey, ganando puntos de Victoria (y arrebatandoselos al otro). Así perdí una de las partidas (el Rey Arturo se corono y dejo a mi Sir Gareth con un palmo de narices), por 26 a 35 (los 5 del alto rey que cambiaron de mano fueron determinantes). Otra partida la empatamos y otra más la perdí por goleada.

Si veo que tiendo a infrautilizar los textos especiales de la cartas y Sergio en cambio los explota con bastante cabeza. Una partida a tres en condiciones tiene que ser interesante.

Además aprovechamos un rato para empezar a jugar (ojo, servidor no es el Guardián) una partida de La Llamada … ni más ni menos que Solo contra la Oscuridad, pensado como una especie de librojuego, pero fácil de adaptar para dirigir.

Sergio lo ha dirigido otras veces así (y yo lo había jugado por mi cuenta, pero hace más años que el catarro y me acuerdo de cuatro cosas).

Algunas imágenes y después el diario del profesor Grunewald (SPOILEEER)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Diario del Profesor Grunewald

1 de septiembre de 1931

El día tenía pinta desde el principio de ser duro, pero no sabía cuanto. Empezo con ese insufrible jefe de Dpto. de Literatura, continuo con las enormes pilas de exámenes que me amenzaban como monstruos desalmados … pero no me esperaba lo del telegrama.

Mi colega, Gliere, se encontraba en Atenas, al parecer acusado de robo de antiguedades. Se imponía acudir allí y tratar de solucionar el malentendido. Avise a mi amigo Holt y me puse a hacer los preparativos pertinentes.

2 de septiembre de 1931

Acudí a la casa Harding, para revisar las notas de Gliere y la señora Harding me cerró muy amablemente la puerta en las narices.

Conseguí información sobre precios y horarios de buques en dirección al viejo mare nostrum. Revise los archivos de Arkham Advertiser y el actual jefe del museo de Atenas, un tal Pisistratos, me da mala espina. También encontré extrañas referencias a un objeto enormemente antiguo y complejo. Tal vez Gliere  … no, no creo que mi amigo compañero de caza sea capaz de algo así.

Pase por el banco y finalmente por la Universidad, donde tuve que presionar un poco para que me permitiesen ausentarme. Nombraron a un tal Perkins, como investigador del caso de Gliere.

Tengo que enterarme de quien es.

Y ahora, una breve visita a la biblioteca y un almuerzo tardío, pero merecido …


Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: